Tortuga gigante de Galápagos

Tortuga gigante de Galápagos

La tortuga gigante de Galápagos (Chelonoidis nigra) es la especie de tortuga más grande del mundo, pesando hasta 250 kilos. En el archipiélago, vivían tal vez 200 mil ejemplares antes de que el hombre descubriera las islas. Su impresionante tamaño llevó a los exploradores españoles del siglo XVI a usar su nombre para describir el archipiélago. Siendo el herbívoro dominante de las islas, tiene un rol ecológico importante. En estado natural, estos apacibles gigantes hacen camino por entre y debajo de la vegetación. La forma de su caparazón varía de isla en isla y, en Isabela, de volcán en volcán. Las islas con un clima húmedo albergan tortugas más grandes con caparazones abovedados y cuellos más cortos; climas secos llevan a tortugas a ser algo más pequeñas con caparazones en forma de “montura”, con cuellos largos. Su crecimiento es lento, con frecuencia llegan a tener más de 100 años. La cacería por parte de balleneros y otros tuvo un alto costo para las tortugas y su población disminuyó drásticamente, con cinco de las 15 subespecies originales sufriendo la extinción. Los programas de reproducción han llevado a una recuperación y en el presente existen cerca de 20 mil tortugas gigantes en Galápagos. Ratas, gatos y perros todavía son una amenaza para los nidos, atacando huevos y tortugas recién eclosionadas. Es por esto que las tortugas juveniles se mantienen en cautiverio hasta que hayan crecido a un tamaño en el que puedan ser puestas en libertad sin riesgo. Los visitantes pueden verlas en la parte alta de Santa Cruz y en los centros de reproducción de Puerto Ayora (Fundación Charles Darwin).

No hay comentarios

Post A Comment